Ú L T I M A S R E S E Ñ A S

domingo, 12 de abril de 2020

Reseña 158: Lionheart

¡Hola! ¡Buenos días! ¿Cómo estamos? ¡Arriba esos ánimos caseros!

Hoy le toca el turno a Lionheart, la primera parte de una bilogía. Nada más entrar el libro en mi casa me puse a leerlo, pues tenía tantísimas ganas de conocer la historia que nos cuenta Ana Roux. Y es que la autora fue la médica que me enseñó un montón de cosas en una guardia de pediatría a la que fui como estudiante, para aprender.

Como sabéis de sobra (lo he repetido hasta la saciedad), la fantasía no es mi fuerte y las novelas de este género me cuestan un poquito, pero entre que la autora es de mi ciudad, que es amiga de Victoria Álvarez y que uno de mis propósitos para el 2020 era leer más fantasía pues mira, me lancé a la piscina. ¡Todo un aciertazo!

Os cuento a continuación lo que me pareció, pero como suele pasarme, siempre me precipito y habréis deducido que el libro me encantó. Pues sí, para qué os voy a mentir. Pero bueno, entraré ahora en detalles, ¡disfrutad de la reseña!

- Sinopsis - 

Océano Atlántico, 1805. A miles de metros sobre el agua, la flota aérea británica y la napoleónica se enfrentan por el control de Europa. Tras una dura batalla, el navío Lionheart del capitán Fellowes acaba aterrizando en una isla poblada por náufragos, entre los que se encuentra Ellen Fellowes, la hija del capitán, quien lejos de la civilización ha descubierto la libertad. Ambos grupos aceptan colaborar para superar sus disputas, sobrevivir a los ataques de piratas y volver a Inglaterra. Sin embargo, los cimientos de esa alianza se tambalean cuando se produce un extraño asesinato que lo cambia todo.Lionheart es el primer tomo de una trepidante bilogía enmarcada en un siglo XIX alternativo, donde los barcos se desplazan por el aire, la magia impregna cada capa de la sociedad y los secretos pueden poner en peligro mucho más que un imperio.

- Reseña - 

Sobre la portada, tengo poco que decir: que es una auténtica maravilla. El barco entre las nuves, los tonos azules... No sé, es una imagen que inspira tranquilidad y a la vez, una sensación de abismo. ¡Maravilloso!

Cuando empecé el libro, tenía un poco de miedo porque no estaba muy segura de que no hubiera criaturas mágicas, y eso es lo que peor llevo de los libros de fantasía: trolls, dragones, elfos, ninfas... no entran en mi imaginación. Así que os lo adelanto por si os pasa también, en este libro no tienen cabida.

Los elementos fantásticos que hay están súper bien llevados, muy bien desarrollados y se nota una extensa documentación de la autora de los códigos de navegación, de las señales y de las diferentes banderas que se levantan dependiendo del mensaje que se quiera transmitir desde el barco. ¡He aprendido un montón sobre navíos! Y fijaos que no tenía ni idea, y tampoco era un tema que me interesara mucho.

La narración de la autora es espectacular, va a un ritmo muy bien llevado, es activo, van pasando cosas pero es lo suficientemente lento como para que podamos saborear todo lo que va sucediendo. Siempre pienso que es súper difícil encontrar ese equilibrio y Ana Roux lo logra a la perfección. Tengo que mencionar que encontré algunos fallos de corrección, pero fueron poquísimos, cuatro en todo el libro. Aun así, estaría bien revisarlos para que quede perfecto.

Los personajes me encantaron, todos con sus más y sus menos. Hubo alguno que me robó el corazón, sobretodo Thomas. ¡Ay, ese Thomas! También adoré al mayor Hansford, me pareció súper tierno y pienso que tiene un corazón de oro. En general, me pareció que todos estaban muy bien perfilados y que tenían su función dentro de la historia.

Uno de los puntos fuertes de la novela fue definitivamente, la ambientación. Como he dicho antes, se observa una INCREÍBLE documentación por parte de la autora para conseguir fusionar los elementos fantásticos con los elementos históricos, y eso sumado a una trama increíble con sus momentos dulces ha hecho que este libro se sitúe como una de las mejores lecturas del 2020.

El final ha sido espectacular (un poquito abrupto diría yo), y ha conseguido dejarme con la miel en los labios. ¡Estoy deseando que se publique la segunda y última parte!

Un besito y hasta el próximo domingo,
Mo-

domingo, 5 de abril de 2020

Reseña 157: Loca por las compras

¡Hola! Ya nos adentramos en Abril, y entramos de lleno en la primavera, que este año está siendo bastante casera, ¿no creéis?

La edición que tengo de este libro es de 2000, y fue un regalo de mi tía (también una gran lectora) que necesitaba liberar espacio de su estantería. Llegó a mis manos hace unos 4-5 años y hasta ahora no me animé con él. No sé por qué tardé tanto, si en realidad Sophie Kinsella es una autora que me gustó mucho con ¿Te acuerdas de mí? y Tengo tu número, aunque este último no lo tengo reseñado (la verdad es que no sé por qué).

- Sinopsis - 

Si uno acabara de conocer a Rebeca diría que es una chica como muchas otras, activa, alegre y con ganas de marcha. Pero si intentara compartir con ell un placentero e inocente sábado por la tarde, paseando por, digamos, King's Road, constataría de inmediato que Becky, como la llaman sus amigos, está total, absoluta, perdida e irremisiblemente... ¡loca por las compras! 
Pese a sus denodados esfuerzos por controlar esos devastadores impulsos consumistas, Becky ha sucumbido tantas veces a la tentación que las deudas empiezan a volverse una seria amenzasa para sus inmaculados antecedentes penales. Necesitada de una solución urgente y en el punto álgido de su desesperación, Becky ha ideado un plan que, o bien la saca de sus apuros para siempre, o de lo contrario tendrá que hacerse a la idea de una tranquila vida en una remota y solitaria isla en los Mares del Sur

- Reseña - 

Aquí conoceremos a Rebeca, Beck para los amigos, una mujer que trabaja dentro de una redacción de economía para una revista especializada en este tema. A pesar de redactar diariamente artículos sobre dinero, sobre cómo manejar los fondos de inversión y esas cosas, Beck no tiene ni idea de cómo controlar su propio dinero. Las deudas empiezan a crecer, y ella no sabe ni por cómo empezar a ahorrar. 

Y es que su problema es que es una compradora compulsiva, pero de las grandes. Os prometo que cuando ella entraba en una tienda, a mí me daba una taquicardia porque sabía que se iba a comprar algo súper caro y que no se iba a poner en la vida.

Como en el anterior libro que tengo reseñado de la autora, este libro cumple la función de entretener, de amenizar la tarde y de hacerte pasar un rato agradable. Risas no faltarán, eso os lo aseguro. La forma de escribir de la autora es amena, fresquita y súper sencilla.

Además, no tiene esos elementos que odio muchísimo en las novelas de este género, no se mete en descripciones detalladas de cuántos músculos tiene un chico (del que se enamora perdidamente a primera vista), la vida de la protagonista no gira en torno a un hombre perfecto que le solucione la vida... No tiene nada de eso, y es más, me atrevería a decir que el romance tiene poco peso en la historia. ¡Punto para Sophie!

Estas cosas que os comento, más la evolución de la protagonista y la confianza que va cogiendo en ella misma me gustaron muchísimo. Como os dije antes, Beck trabaja dentro de una plantilla de redacción en una revista de economía, pero a pesar de eso, ella tiene la sensación de que no sabe nada de nada y que no sirve para eso. Pero la vida tiene muchas sorpresas, y le pondrá unas situaciones que ella no tendrá más remedio que superar y ahí nos demostrará el potencial que tiene dentro.

Bueno, para finalizar os digo que este libro es perfecto para pasar una tarde tranquila, agradable y disfrutar de una lectura fresquita. Además, os aseguro al 100% que conseguirá sacaros una carcajada y os hará sonreír. ¡Repetiré con la autora!

¡Un besito y hasta el próximo domingo!
Mo-