Ú L T I M A S R E S E Ñ A S

domingo, 28 de abril de 2019

Entrada 133: Mujercitas

Leído en 7 noches
347 páginas
¡Hola! Lo primero, deciros que el domingo pasado no subí entrada. Estoy pasando por unos no muy buenos momentos y me estoy agobiando cada día más, por lo que he decidido prescindir tanto de instagram, whatsapp, twitter y de todas las redes sociales posibles. Al quitar todas las redes sociales, aprovecho y gestiono mi tiempo muchísimo mejor, ¡hasta el punto de sacar unos minutitos para publicar esta entrada! Así que, me alegro muchísimo de poder reencontrarme con vosotros y os prometo que me pasaré por vuestros blogs en cuanto pueda.

- Sinopsis -

El señor March se ha marchado a la guerra y sus cuatro hijas deben quedarse en casa con su madre, su tía y sus amigos, en medio del bullicio de la vida burguesa de Nueva Inglaterra.
Meg, Beth, Amy y Jo, las cuatro hermanas March, tienen intereses muy distintos, pero juntas viven y sufren los cambios que conlleva hacerse un lugar en el mundo y, lo más complicado de todo, crecer.
- Reseña - 

Veamos, la maquetación del libro fue una de las cosas que me ganó. Sé que lo he dicho varias veces y odio ser una superficial con los libros (sólo con los libros, eh) pero no puedo evitar que una portada me llame más la atención que otra. Cuando vi este libro por instagram supe que tenía que hacerme con él y leerlo, además que el título era una obra que tenía pendiente desde hace mucho tiempo. Esta edición fue una de las cosas que me animó a leerlo.

Tapa dura (eh, yo soy del team tapa blanda, pero para los clásicos me pega más una tapa dura), papel grueso y que huele a papel de verdad, con ilustraciones intercaladas de Maria Hesse, ¿qué más puedo pedir? Pues pidiendo, se lo pedí a papá Noel (a buenas horas reseño el libro, ¿eh?) y ¡me lo trajeron! Así que no pude haber empezado el año mejor, con libritos nuevos de la mano y con muchas ganas de leer.

¡Bueno, al lío! Que me voy del tema.

Veamos, yo había visto trocitos de la película, pero nunca la vi entera por lo que no sabía muy bien de qué iba la historia. Sabía que era una historia de cuatro hermanas, en una época anterior y poco más. Resumiendo, que no tenía ni idea de la historia y lo empecé a leer por la portada, vaya. No tiene sentido que lo justifique, vaya.

La narración está en tercera persona, pero es una narración muy, muy, cuidada. Por si no ha quedado claro, lo pongo en negrita. Es una narración que a pesar de estar en tercera persona, el narrador tiene cuidado de seleccionar determinados adjetivos para describir a cada hermana y diferenciar muchísimo sus personalidades, su forma de pensar, su forma de actuar... Todo. Y esto es algo que se ve muy poco en las novelas, pues normalmente el narrador tiene un estilo propio, y a través de este estilo suyo le va dando forma a los personajes, pero aquí pasa lo contrario: los personajes son los que marcan la forma de narrar.

La trama no tiene nada. Veamos, tiene sus momentos de emoción, de angustia pero es algo tan cotidiano, tan 'normal' que desde mi punto de vista no tiene nada que comentar. A ver, no es una historia aburridísima, obviamente tiene cositas que enganchan pero hasta ahí se queda.

El valor real de la novela para mí está en los personajes, cuatro mujercitas (en proceso de convertirse en mujeres), cuatro personajes muy, muy bien definidos, muy bien trabajados y con muchísima personalidad. La autora no ha tenido que desarrollar mucho a los personajes (de hecho, no sabemos nada de su pasado) pero lo ha hecho de una forma tan realista y tan perfecta que pienso que es muy digno de aplaudir, y eso es lo que quería señalar en mi reseña.

Es un libro que me despertó muchísima ternura, y muchas veces me encontraba en una sensación de querer abrazar a las mujercitas y decirles que todo iría bien. Obviamente unas me cayeron mejor que otras, pero tengo que volver a decirlo una vez más: es una novela brillante, en cuanto a los personajes. Bri-llan-te.

Mujercitas es, en definitiva, una novela no de una historia, ni de una aventura... Es una novela de personajes. Para mí, lo especial de esta novela, que ha sido la ternura que han despertado en mí ha sido gracias a la relación extraordinaria entre las cuatro hermanas.

¡Un besito y hasta el próximo domingo!
Mo-

domingo, 14 de abril de 2019

Reseña 132: Todo lo que sucedió con Miranda Huff

Leído en 3 días
450 páginas
¡Hola! ¿Qué tal estáis? Yo feliz, ¡estamos de vacaciones! Esto significa un poquitín de tiempo libre, aunque estoy dedicándome en cuerpo y alma (y mente) en los exámenes y en estudiar.

No es la primera vez que leo a Javier Castillo, ya lo hice con sus dos primeras obras 'El día que se perdió la cordura' y 'el día que se perdió el amor'. Tengo reseña pendiente del segundo libro, aunque no creo que tarde mucho en subirla, pues ahora leo poquito, y estoy aprovechando para subir reseñas que tengo atrasadas desde el verano pasado. 

Bueno, tras el segundo libro la verdad es que no iba con las expectativas muy altas, pero me había prometido a mí misma darme una segunda oportunidad con Javier y sus historias, decidí hacerme con el último libro publicado y ver qué tal se me daba la lectura.

La lectura me ha producido diferentes sentimientos, así que tuve que dejar pasar unos días después de haberme leído para no hacerme un lío y hacer una reseña incoherente. ¡Veamos qué tal!

- Sinopsis -

Un fin de semana en una cabaña del bosque.Un matrimonio en crisis.
Una misteriosa desaparición.
¿Qué ha sucedido con Miranda Huff?

Una pareja en crisis decide pasar un fin de semana de retiro en una cabaña en el bosque en Hidden Springs, pero cuando Ryan Huff llega para encontrarse con Miranda la puerta está abierta, hay dos copas de vino sobre la mesa, nadie en el interior y el cuarto de baño se encuentra lleno de sangre.
[Gracias al sello SUMA de la editorial PRH]

- Reseña - 

He de deciros que he terminado con una sensación de vacío y, la verdad es que no sé qué pensar del libro. Pero bueno, voy a intentar ser lo más clara posible. 

La portada es majestuosa, la verdad es que a mí me pareció preciosa. La edición que me llegó de Suma era en tapa blanda, y a mí me pareció súper cómoda de manejar para leer en cualquier sitio: sofá, cama, mesa...

La trama en sí ha sido muy buena, sigue en la misma línea dinámica que en los libros anteriores. El ritmo de la novela es bastante rápido, no se hace en ningún momento pesado ni tuve la sensación de que me estaba aburriendo. En eso sí que tengo que decir que Javier siempre se supera: no puedes dejar de leer, y al final de cada capítulo siempre se queda algo abierto y que te sorprende, obligándote a continuar con la lectura. Por lo tanto, en este aspecto no me voy a centrar mucho porque no considero que sea lo más relevante a comentar en una novela de Javier Castillo.

La narración es en primera persona, pero los narradores se van turnando: Narran tanto Miranda Huff como su marido, Ryan Huff, por lo que conoceremos la historia en muchísima más profundidad, y veremos de primera mano cómo la versión de una persona puede diferir muchísimo de la versión de otra persona, a pesar de que ambas estén contando la misma historia.

Los personajes. Aquí sí que me gustaría ahondar en los dos personajes principales: he de decir que no conseguí empatizar con ningún personaje. Pero esperad, no saquéis conclusiones precipitadas. No pude ponerme en la piel de los protagonistas porque su forma de actuar, su forma de pensar las cosas diferían completamente de mis principios, y no conseguía entender por qué actuaban de una forma u otra, pues yo a mi modo de ver, los argumentos que daban no justificaban el comportamiento que tenían el uno con el otro.

Para ellos, el fin sí que justificaba los medios, y para mí esto es una cosa absurda que se inventó para intentar justificar el comportamiento ilógico y animal, que es el que tienen estos personajes a mi modo de ver.

El matrimonio entre Miranda y Ryan tiene muchas fisuras, no pasa por un buen momento. El marido observa tranquilamente como su mujer se va alejando de él, cómo va cambiando... pero se queda tan tranquilo. En cambio Miranda, nos cuenta qué es lo que está pasando realmente, cómo se siente, por qué está pasando lo que está pasando, etc. Nos da una serie de motivos y eso hizo que la entendiera (un poquito).

Cuando la historia avanza, el comportamiento de Miranda cuando conoce a los dos hermanos (los que lo habréis leído, sabéis de lo que estoy hablando) para mí es una tontería máxima. Cuando leí el comentario de Jeff al enterarse 'sois peores que ...' dije: joder, ¡por fin alguien con dos dedos de frente aquí!

Bueno, hasta aquí os cuento, que si no me paso y acabo cayendo en spoiler y la verdad es que no quiero. Únicamente comentaros que el final no era el que se merecía Ryan. A ver, en parte sí, pero joder. No. Me niego.

Ahora me quito el papel de lectora, y me pongo en perspectiva, intento entrar en la mente del autor, pues como ya sabéis, me encanta imaginar el trasfondo de la historia, aquellas cosas que el autor quería expresar indirectamente a través del libro.

Lo más significativo para mí ha sido que el libro se basaba en un continuo 'no todo es lo que parece' y 'no es oro todo lo que reluce'. El autor insiste muchísimo en que muchas veces detrás de una fachada de perfección, de absoluta felicidad, de éxito se esconde una persona con muchísimos problemas.

Además, también me ha parecido curioso las diferentes formas que tiene el hombre y la mujer de enfocar el matrimonio. ¡Eh! Que not all men, y not all women. Tranquilos, no voy a generalizar, pero me ha parecido curiosa la forma de enfocar la visión del matrimonio según Ryan y según Miranda.

Entonces, ¿cuál es la conclusión final de la historia, para mí? Veamos, la historia tiene muchísimo potencial, es brillante, mantiene al lector en tensión hasta el final, y engancha muchísimo. Sin embargo, los personajes me cayeron mal, son de lo que no hay por aquí, de verdad.

Como digo siempre, a mí a veces me gusta que en una historia se me presenten personajes que NO me gustan en absoluto, para valorar más los personajes que sí me gustan, o para identificar a personas en mi vida diaria que tampoco me gustan por su comportamiento. No sé, yo opino que de todo se aprende, y de este libro también he aprendido.

Bueno, sé que esta entrada es una opinión unpopular, pero necesitaba decirla.

¡Un besito y hasta el próximo domingo!
Mo-